Tienda Online

Compra y vende productos con tu propio E-SHOP 

Leer más

Artículos de interés

Ultimas noticias, novedades y artículos interesantes

Leer más

Eventos

Eventos, exposiciones, competencias y más...

Leer más

Publica tu Anuncio

Anuncios en tu país, completamente GRATIS!

Leer más

Forma Parte

Participa de nuestras actividades en Facebook y Twitter  

Leer más

Por una mejor convivencia con los animales
Perros peligrosos: ¿cuestión de raza o de adiestramiento?
¿Cuánto influye la raza en el comportamiento de un perro? ¿Es más determinante que el entorno y la educación que se le da al animal? Las respuestas pueden orientar sobre qué hacer ante la problemática de los "perros peligrosos". En lugar de responsabilizar al animal, ¿se pensó alguna vez hablar de "dueños peligrosos"?

En los últimos años se han conocido varios casos en los que niños y adultos son mordidos por perros peligrosos.

 El más reciente fue el de una mujer de 74 años atacada en forma salvaje por un rottweiler, cuando entró a la vivienda de su ex nuera en el barrio Las Flores II.

Si bien existe una normativa municipal que prohíbe que los canes anden sueltos por la vía pública y otra que establece un registro de perros peligrosos, la primera no se cumple y la segunda todavía no ha sido reglamentada. Ahora bien, la legislación apunta, principalmente, a los perros que salen a pasear a la calle, cuando en realidad muchos de los accidentes se producen en los propios hogares. ¿De qué manera es posible evitarlos?

Saber elegir
El hombre ha creado razas de defensa y guardia a través de la selección de características naturales de los perros. Sin embargo, no se puede afirmar que una raza por sí misma sea peligrosa, sino que la educación que recibe el animal y el entorno en el que se desarrolla son fundamentales para determinar la conducta del mismo.

Cada raza tiene sus características, por eso es importante asesorarse antes de inclinarse por una. Hay algunas cuyos ejemplares son más activos y necesitan realizar mucho ejercicio físico. Son recomendables para personas que cuenten con un espacio acorde o que disfruten salir a caminar o correr todos los días con su perro. Por el contrario, otras razas son más tranquilas: estos canes son ideales como animales de compañía.

"Muchas veces la gente compra un perro de determinada raza porque está de moda. Pero a la hora de elegir hay que pensar en el estilo de vida que uno lleva, si se trata de una familia con muchos chicos o con personas mayores, si se busca un perro de compañía o guardián, el espacio con que se cuenta", señala Mario Sotelo, vicepresidente del Kennel Club Santa Fe y adiestrador.

¿Razas peligrosas?
"Hay algunas que son más fuertes que otras o potencialmente más peligrosas, pero no depende solamente de la raza, sino que hay que analizar situaciones, costumbres y maneras de vivir. Un perro que a simple vista no parece peligroso puede llegar a serlo, dependiendo de la situación", explica Sotelo.

En este sentido, remarca que la peligrosidad no se puede definir siguiendo como parámetro a qué raza pertenece el can, sino que es necesario tener en cuenta la situación en la que reacciona. "¿Qué es lo que hace a un animal peligroso? ÄpreguntaÄ. El entorno y la falta de dedicación pueden influir. No es una cuestión de definir razas peligrosas, sino que cualquier perro, en tanto no reciba una educación correcta y no salga a la calle con correa, puede ser peligroso".

Educar y socializar
Tan importante como la elección de la raza, es la educación que tiene que recibir el animal. En este sentido, se recomienda socializar al cachorro con otras personas y animales, enseñarle a comportarse y darle un buen trato.

"Si tengo un perro encerrado todo el día entre cuatro paredes, estoy haciéndolo un animal peligroso porque no conoce otra cosa ni otras personas. Entonces, cuando entra en contacto con situaciones que no conoce, se pone nervioso, tiene miedo y puede morder", explica Sotelo.

Cuando un perro es agresivo, es común que se responsabilice al animal. Sin embargo, quien debe responder es su dueño.

"Generalmente se le echa la culpa al animal y no se piensa que es responsabilidad del dueño. Todo lo contrario: es al dueño al que hay que buscar, no para sancionarlo, sino para educarlo y aconsejarle cuál es una raza acorde con su estilo de vida", asegura el adiestrador.

Qué dice la ley
La ordenanza 9.348 prohíbe "canes sueltos en la vía pública" y la 11.180 crea un "registro de propietarios de perros adiestrados para defensa y su adiestrador, cuyas razas tengan rasgos genéticos notoriamente agresivos". Como no se prevé ningún tipo de sanción, su cumplimiento queda librado a la buena voluntad de cada ciudadano. En tanto, la 11.180 todavía no ha sido reglamentada.

Según esta normativa, se consideran "potencialmente peligrosos a los animales domésticos o de compañía que, por su tipología racial, características morfológicas Ätamaño, potencia de mandíbula, agresividad, etcéteraÄ o porque hayan sido adiestrados como guardianes, tengan capacidad de causar lesiones para personas".

Asimismo, establece que las casas que tengan perros para seguridad "deberán estar cercadas perimetralmente con paredes, vallas o rejas" y "contar con la cartelería que prevenga sobre la existencia de un animal peligroso".

Además, se prohíbe circular por la calle con más de dos perros considerados peligrosos, los cuales deberán llevar correa y bozal.

Recomendaciones a la hora de tener un perro
Si uno tiene en cuenta que en el 80 % de los accidentes con perros, el animal tiene dueño y es muy infrecuente la agresión de un animal vagabundo, según datos del Instituto de Zoonosis Pasteur de Buenos Aires, resultan fundamentales el trato y la educación que se le dé al animal para evitar que éste sea considerado peligroso.

Antes de decidir tener un perro, hay que considerar que se trata de un ser vivo, con necesidades, que requiere de tiempo, cuidados y dedicación. Un perro necesita alimentarse, recibir las vacunas correspondientes y también realizar actividad física. Un animal encerrado puede convertirse en un animal peligroso, por eso es tan importante sacarlo a pasear habitualmente, para que "gaste energía" y, también, para que "socialice" con otras personas y animales.

A continuación, algunas recomendaciones para evitar pasar un mal momento con nuestras mascotas:

* No buscar una raza que no podamos contener (por falta de espacio y/o tiempo). Hay perros que necesitan gastar más energía que otras y más espacio, por lo tanto es importante informarse sobre las principales características de la raza antes de adquirir un ejemplar.

* No molestar al perro cuando está comiendo o descansando.

* Darle una educación y un buen trato.

* No soltar al perro en la calle, sino sacarlo a pasear con collar y correa, porque es la única manera que tiene el dueño de controlar al animal.

La tragedia en Rafaela

Ante la trágica muerte de una beba de un año, atacada por un rottweiler, el 23 de agosto de 2007 en Rafaela, el municipio de la vecina ciudad creó un registro obligatorio de perros potencialmente peligrosos. Las razas que deben registrarse son: rottweiler, pitbull terrier, dogo argentino, fila brasileño, American sttafordshire, sttafordshire bull terrier, bullmastif, doberman, dogo de burdeos, mastín napolitano, bull terrier, presa canario, schnauzer gigante, akita inu, ovejero alemán o belga, cimarrón uruguayo o sus cruzas y otras que se incorporen en el futuro.

Agustina Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comparte en

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Lanzamiento!

Nueva Sección - Mascotas en adopcion

Eventos

Abril 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Ingresa a tu cuenta

Registrate aquí para gestionar tus avisos y tu e-shop

Forma Parte

Scroll to top