Tienda Online

Compra y vende productos con tu propio E-SHOP 

Leer más

Artículos de interés

Ultimas noticias, novedades y artículos interesantes

Leer más

Eventos

Eventos, exposiciones, competencias y más...

Leer más

Publica tu Anuncio

Anuncios en tu país, completamente GRATIS!

Leer más

Forma Parte

Participa de nuestras actividades en Facebook y Twitter  

Leer más

 Tener una mascota implica que los padres asuman la formación paralela a la del menor. Aunque son seres sociables, no hay que humanizar a los perritos.

La llegada de una mascota al hogar es una decisión de adultos, no de chicos. Si bien, los hijos son quienes más disfrutan de los perros, son los padres quienes deben considerar una serie de aspectos antes de llevar al animal a  casa.

“No hay perros malos o violentos. Lo que sí hay son dóciles o dominantes”, explica el veterinario de la clínica Dr. Pet (Urdesa), Jorge Zanabria.

El especialista añade que esto determinará su comportamiento  con los niños, especialmente, porque son con quienes pasarán mucho tiempo juntos.

¿Cómo saber si son dóciles o no? Zanabria tiene su técnica. “Cuando el perrito es cachorrito se lo acuesta boca arriba por un momento. Si se desespera en corto tiempo, significa que tiene un carácter dominante”.

Los padres deben descartar perros dominantes. Los niños no miden el peligro, al menos hasta los 10 a 11 años. “Yo recomiendo que los niños tengan mínimo cinco años antes de tener una mascota” agrega Zanabria al respecto.

También hay que remontarse al pasado del pequeño perro. Desde su nacimiento es un ser sociable; tiene relación con sus hermanos y con su madre. Entre las tres y ocho semanas de nacido, el cachorro debe aprender a controlar su mordida gracias al control de su madre.


Hay que considerar que las primeras 12 semanas de vida son cruciales para su comportamiento en la adultez.
Por ejemplo, cuando pasan por las tiendas de mascotas es un momento muy duro para un bebé que es separado de su mamá y de sus  hermanos. “Pasan por mucho estrés”, comenta Margarita Buendía, propietaria de un criadero de perros.


Esos primeros días, el papá debe presentar al perrito a los niños. Ambos deben saber, desde un principio, el lugar donde dormirá la nueva mascota, los horarios para jugar y el momento de descansar y alimentarse. 
 
Hay otros aspectos que contemplar como el espacio donde el perro va a pasar el día. Si es un departamento, es preferible comprar una raza pequeña como los beagles o los schnauzer.

Estas razas  son dóciles, como también lo son los Golden Retriever y  los Boxers,que en cambio son de gran tamaño. Ellos necesitan un patio grande.


Édgar Zambrano, quien lleva 15 años entrenando perros, dice que sacarlos a pasear es un tiempo para presentarlos a la sociedad. Ahí conocen otros perros y otras personas que no sean sus dueños.  Zambrano recomienda que el perro camine unos 45 minutos, tres veces a la semana
 
En lo que respecta a la alimentación debe estar a cargo de una persona adulta preferiblemente. Zanabria dice que el perro reconocerá a esa persona como su líder y es a quien obedecerá.

En todos esos procesos deben estar presentes los niños de la casa para que entiendan que el perro es un animal, que debe cumplir ciertas reglas. Y a su vez, el niño debe entender ciertos protocolos para acercarse al perrito.
El cuidado debe ser con todos los animales

Los niños   que sufren de asma deben evitar las mascotas, pues la caspa (escamas en la piel) la saliva, la orina y las plumas de los animales pueden provocar reacciones alérgicas.

Si    un   animal convive en casa  junto a un niño alérgico sí es posible conservarlo. Antes hay que hacerle una prueba de alergia que confirme que no es crónica. Por precaución es preferible mantener al animal en un ambiente alejado.

Las mascotas   pequeñas como los hámsters, no son recomendadas para niños menores de cinco años. Son animales muy frágiles que necesitan una manipulación mínima y muy suave. Los niños pequeños no controlan  su fuerza a tan corta edad.

Los hámsters  son roedores que necesitan mantener mucha limpieza en sus aulas. El agua debe cambiarse a diario al igual que la comida. Los barrotes de las jaulas deben limpiarse cada dos días. Y la jaula, una vez a la semana. De no hacerlo, puede ser un foco infeccioso que afectará las vías respiratorios especialmente.

Los gatos  son animales que precisan de mucho afecto. Pero también son muy independientes. Los niños pequeños pueden irritar al felino por la excesiva manipulación. El riesgo de que  aruñen   a  su dueño, está latente siempre. Esta mascota es recomendada para una edad  de 10 años en adelante. 

Comparte en

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Lanzamiento!

Nueva Sección - Mascotas en adopcion

Eventos

Junio 2018
D L M X J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Ingresa a tu cuenta

Registrate aquí para gestionar tus avisos y tu e-shop

Forma Parte

Scroll to top