Tienda Online

Compra y vende productos con tu propio E-SHOP 

Leer más

Artículos de interés

Ultimas noticias, novedades y artículos interesantes

Leer más

Eventos

Eventos, exposiciones, competencias y más...

Leer más

Publica tu Anuncio

Anuncios en tu país, completamente GRATIS!

Leer más

Forma Parte

Participa de nuestras actividades en Facebook y Twitter  

Leer más

El verano llama a realizar actividades al aire libre, y una muy entretenida es trotar con un compañero incondicional y que siempre estará feliz de acompañarnos: nuestro perro. Sin embargo, si bien los canes se adaptan fácilmente al ejercicio, hay que prepararlos.

La doctora Jessica Toloza, Médico Veterinaria y docente de la Universidad Andrés Bello, explica como hacerlo.
Seis meses es una buena edad para comenzar a trotar, “ya que el calendario de vacunación del primer año de vida está completo en esa etapa y el perro ya ha alcanzado el tamaño y la resistencia para soportar este ejercicio”, afirma la Dra. Jessica Toloza, docente de Medicina Veterinaria de la Universidad Andrés Bello.

Si nuestra mascota no está acostumbrada a la actividad física, se puede comenzar efectuando salidas cortas e ir aumentando las distancias gradualmente. Como advierte la experta, “esto no tomará mucho tiempo porque los canes tienen la capacidad de trotar grandes distancias y seguir el ritmo de su dueño, debido a que su sistema cardiovascular está preparado para la actividad física”.

La raza del animal también es un factor a considerar, ya que algunas son menos tolerantes a las altas temperaturas como los Bull Dog Inglés, los San Bernardo o los Chow-Chow, entre otros. En estos casos lo recomendable es trotar en la noche.

Durante las primeras salidas, como precaución se debe llevar a la mascota con un collar y una correa tipo arnés, nunca de ahorque, con el largo suficiente para que permanezca a nuestro lado durante el trayecto y no más que eso, explica la docente de la U. Andrés Bello. “Si no está acostumbrado a salir de paseo, es importante que primero aprenda a caminar al lado de su dueño, para ir aumentando paulatinamente la velocidad del paso. Esto ayudará a que aprenda a caminar sin enredarse con nuestros pies”.

En general, los canes aprenden muy rápidamente a seguir el trote, sobre todo si se mantiene una rutina de 3 veces a la semana al comienzo del entrenamiento. Así, en poco tiempo se podrá ir soltando la correa para que tanto dueño como mascota puedan correr con más libertad.

Como puntualiza la especialista de la UNAB, “si trotamos en un parque, es importante hacer paradas para descanso y juegos de vez en cuando, y llevar agua también para nuestro perro. En cambio, si el circuito escogido está en la calle, lo ideal llegar a descansar a la casa. Una vez terminada la actividad se debe ofrecer abundante agua fresca y esperar al menos una hora antes de ofrecer comida”.

Finalmente, es importante recordar que el trote tiene un saludable doble beneficio: permite que tanto el dueño como su mascota puedan “mejorar su capacidad respiratoria, combatir el sobrepeso, disminuir sus niveles de colesterol y mejorar su sistema inmune, entre otras ventajas. Por otro lado, sentiremos la compañía y seguridad que nos otorga, y a cambio, él estará feliz de entretenerse con su mejor amigo”, concluye la académica de la U. Andrés Bello.

Comparte en

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Lanzamiento!

Nueva Sección - Mascotas en adopcion

Eventos

Enero 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Ingresa a tu cuenta

Registrate aquí para gestionar tus avisos y tu e-shop

Forma Parte

Scroll to top