Tienda Online

Compra y vende productos con tu propio E-SHOP 

Leer más

Artículos de interés

Ultimas noticias, novedades y artículos interesantes

Leer más

Eventos

Eventos, exposiciones, competencias y más...

Leer más

Publica tu Anuncio

Anuncios en tu país, completamente GRATIS!

Leer más

Forma Parte

Participa de nuestras actividades en Facebook y Twitter  

Leer más

Contrario a lo que se podría creer, los canes y los mininos pueden vivir bajo el mismo techo sin armar una revolución.

Los perros y los gatos son enemigos por naturaleza; sin embargo, estas mascotas pueden llegar a congeniar y convivir sin problema, por lo que si tienes un gato y quieres llevar un perro a tu casa o viceversa, no lo pienses mucho y comienza a preparar la cama de tu nueva mascota.

 

Para asegurarte de que el nuevo miembro de la familia no alterará la tranquilidad de tu hogar, antes de hacerlos convivir, la organización protectora de animales, Península Humana, hace algunas recomendaciones.

Señales del perro

POSITIVAS
* Investiga con cautela al gato.
* Menea la cola.
* Se retira cuando el gato expresa señales de defensa.

NEGATIVAS
* Intenta corretear al gato inmediatamente.
* Ladra, gime y está visiblemente agitado.

ANTES DE LA ADOPCIÓN
* Asegúrate de que el gato y el perro involucrados son buenos candidatos para vivir con otras especies.

BUENOS INDICADORES PARA UN GATO:
* Ha vivido exitosamente con otros perros anteriormente.
* Es tranquilo y relajado, no muy tímido o asustadizo.
* No se le han extraído las garras.

BUENOS INDICADORES PARA UN GATO:
* Ha vivido exitosamente con otros gatos anteriormente. * No tiene un fuerte instinto predatorio (no persigue fácilmente ardillas u otros animales pequeños).
* Su comportamiento generalmente es tranquilo.
*Si ambos animales cumplen con alguno de estos indicadores, es momento de dar el siguiente paso: reunir al can con un minino real para ver cómo interactúan.
*Para realizar esta prueba, puedes juntar al perro con un gato que ya ha convivido con otros canes. Debes mantenerlo con la correa durante la prueba, sin tratar de controlar o restringir al otro de ningún modo.

DESPUÉS DE LA ADOPCIÓN
* Si decides adoptar a un gato, lo mejor es que tengas una sesión de obediencia básica con tu perro, para que lo controles más fácilmente en el momento en que le presentes al gato.
* Una vez que hayas instalado a tu nueva mascota, les debes mantener separadas para darles tiempo de acostumbrarse a la presencia del otro. Debes crear un lugar seguro para el gato, donde sólo éste tenga acceso para prevenir que el perro pueda acercarse a él.
* El can nunca debe tener acceso a la caja de arena o al plato de comida del minino (los perros suelen comer las heces de los gatos).
* Cambia la cama del gato por la de su perro y viceversa de manera periódica para que las mascotas se acostumbren a su aroma mutuo.
* Para los primeros encuentros entre ambas mascotas, Península Humana aconseja que estén presentes dos personas. Una vez que el gato esté en la habitación, no se le debe restringir de ninguna manera, ya sea sujetándolo o encerrándolo en una jaula.
* Se debe permitir que explore la habitación, si lo desea. Recompensa y elogia al perro si presenta un comportamiento positivo hacia el gato.

Repite estos encuentros por varias ocasiones para que la convivencia entre ellos sea todo un éxito.

 

Fuente: http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1139275.como-perros-y-gatos.html

Comparte en

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Lanzamiento!

Nueva Sección - Mascotas en adopcion

Eventos

Abril 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Ingresa a tu cuenta

Registrate aquí para gestionar tus avisos y tu e-shop

Forma Parte

Scroll to top